Si ves algo que te guste y lo quieres de otro color, con otra flor o planta, de otro tamaño o con otro acabado, o incluso algo que no tenga nada que ver con flores, lo puedes pedir. Intentaremos hacer realidad tus sueños si nos escribes a enflorarte@telefonica.net y nos indicas lo que quieres.

Tarta de cumpleaños con sorpresa

El pasado 11 de mayo celebramos mi cumpleaños; siempre solemos hacer fiesta de disfraces temática, y una de las cosas que vienen incluidas en el "pack" es la decoración de la casa, la música de fondo y, cómo no, la comida, con la que por cierto ha habido veces que nos hemos complicado la vida de mala manera (sin ir más lejos con la fiesta temática del señor de los anillos, para la que incluso compramos vajilla de barro y cubertería de madera, entre otras cosas).

Esta vez el tema de la fiesta era Juego de tronos, así que allá nos pusimos manos a la obra con la ambientación; los disfraces ya estaban pensados, la decoración de la casa también, incluso la banda sonora... Y buscando por internet vimos unas tartas de lo más elaboradas, simulando el trono de hierro entre otras cosas; pero no queríamos complicarnos demasiado la vida, así que al final decidimos optar por algo mucho más sencillo que pudiéramos hacer nosotras mismas y que no resultara un quebradero de cabeza. Nos gustó el huargo de la casa Stark, y finalmente eso fue lo que pusimos en la tarta de cumpleaños.

En primer lugar, buscamos por internet imágenes para poder copiar una; cuando dimos con la que más nos convenció, lo único que tuvimos que hacer fue dibujarla directamente en una cartulina.

No le hicimos ningún tipo de detalle ni nada más, únicamente la silueta y el contorno del ojo, porque en realidad era lo único que nos interesaba para luego plasmarlo en la tarta. Y después procedimos a recortar la figura, como se ve en la imagen de la izquierda.

Varias personas nos habían dicho que el fondant era lo más socorrido para decorar tartas, y que si no nos apetecía prepararlo nosotras mismas, era bastante fácil de encontrar, no demasiado caro, disponible en diferentes colores y muy fácil de modelar, así que decidimos que sería eso lo que utilizaríamos para nuestra tarta. Compramos una pastilla de color negro (la que tenían en la tienda era en bolsas de 300 gramos) y vimos que también tenían tubos de gel alimenticio de diferentes colores, así que compramos uno blanco para los detalles del dibujo.

Siguiendo las indicaciones del fabricante y lo que también investigamos por internet, supimos que la mejor manera de trabajar el fondant es amasándolo primero un poco directamente con las manos, como cuando en el colegio usábamos la plastilina para nuestras manualidades. Al hacerlo notaremos que el fondant se pone un poco más blandito, ideal para modelarlo. Como en este caso se trataba de una figura plana, lo que hicimos fue moldearlo hasta hacer una pelota, y con el rodillo de amasar irla estirando hasta que se formó una plancha con el tamaño adecuado para la silueta.

A continuación sólo quedaba pasar la silueta de la cartulina al fondant; para ello utilizamos un cuchillo bien afilado y, poco a poco, sujetando la cartulina encima del fondant, fuimos marcando el contorno con mucho cuidado. Algunos tramos resultaron un poco más difíciles y además el fondant es blando, así que hay que ir viendo que no se nos parta ningún trozo; de todas formas, si eso ocurre, se puede volver a moldear sin problema para que el trozo rebelde vuelva a su sitio.

Una vez que tuvimos recortada la figura, procedimos a realizar los diferentes detalles (los colmillos, el ojo, algunas sombras para el pelaje del huargo, etc.) con el gel de color blanco.

También utilizamos el mismo gel para añadirle algunos detalles más a la tarta. Eso sí, hay que aclarar que en este caso hubo un poco de "trampa" porque andábamos escasas de tiempo y compramos la tarta ya hecha; lo único que hicimos nosotras fue la decoración. Aunque la verdad es que resultó de lo más divertido.

Aquí podéis ver el resultado final, incluidos los diferentes detalles que añadimos a la tarta (en la que cambiamos el famoso Winter is coming por 42 is coming, así que algunos ya sabéis también mi edad :-P):



¿Qué os parece? No está nada mal para haber sido nuestro primer acercamiento al fondant, ¿no?

12 comentarios:

  1. Genial!!! Os quedó de repostero profesional!!! Agradezco que nos desveles tus trucos para poder copiarlos. En cuanto se presente la ocasión, me animo y pruebo yo también. Tu monstruo temblará al ver al mío!!! pero será de miedo por el churrete que me quedará, jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Gracias!! Nos lo pasamos tan bien además que me da que a partir de ahora nos curraremos las tartas enteras, jaja. Ya nos contarás cómo resulta tu experimento. ;-)

      Eliminar
  2. Pues para ser la primera vez, desde luego que os ha quedado estupendo!

    ResponderEliminar
  3. Madre de dragones, os quedó genial... O cocinas o mueres...

    ResponderEliminar
  4. ha quedado genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Graciassssss!! Yo creo que voy a coger el vicio de hacer cosas de estas, jajaja.

      Eliminar
  5. Bueno bueno, no sabía yo que tú eras tan friki¡¡ madre mia esas fiestas con ambientación tienen que ser la caña jajajaj

    La tarta, para ser la primera vez que haceis una con fondant os quedó genial¡¡ cualquier cosa se puede tunear y con el fondant se puede hacer lo que sea

    Me ha gustado sip, felicidades atrasadas¡¡

    besitos ^-^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hija, sí. Lo de las fiestas ya es un clásico además, que este año se ha cumplido el décimo aniversario, jajajaja. Lo del fondant me ha gustado, que además no sabía que se modelaba tan fácil; lo mismo me animo a probar más cositas. ¡Gracias por las felicitaciones!

      Eliminar
  6. jejeJEEEEjeje...

    vaaaaale, ya me voy, cha!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, madre. Que vas a acabar saturado hoy. :-P

      Eliminar